jueves, 19 de marzo de 2009

Pasada la media noche

Cerrando los ojos no pude ver nada. ¿Entonces por qué cerrarlos? Porque abiertos solo veían un camino gris, un sendero desierto. No hay mas que piedras. No hay mas que rocas puntiagudas que con el mero roce ya hacen profundos cortes. No existe hierba, tampoco cielo. No existe sol y sin embargo el camino esta rodeado por una luz blanca y mortecina. Bien podría ser niebla de no ser porque no hace frío ni hay humedad.

La arena del suelo se escapa... bonita paradoja. Mi tiempo tambien se escapa. Pero... ¿lo dejo escapar o huye de mi?

No lo se... y creo, que por ahora, tampoco me importa.

Me siento en el suelo y sigo prefiriendo no ver lo que me rodea. Es mejor ser ciega, estupida, ignorante...pero feliz en un mundo que me invento. Es preferible no ver como solo eres "alguien mas". Un nombre mas en una lista, un numero mas en una agenda... algo...
¿Qué hay de mi ser? ¿Tan poco valor tiene que nadie lo ve?
Suspiros, suspiros que no van a ningun lado. Hebras de lana que se disuelven en un viento putrefacto que me trae el pasado y lo dirige hacia un incierto futuro.
Tender la mano... para qué...luego, una vez usada, vuelves a no ser más que un dato objetivo

Sin nombre

Sin alma

Sin ser

Pero no ocurre nada. Sonreiré y me haré la fuerte. Fingiré luchar para calmar a aquel que se haya atrevido a mirar hacia mi camino. Negaré que me ocurre algo. Apretaré los dientes y no rechistaré mientras haya miradas pendientes.

¿Por qué?

Porque lo único que quiero es que alguien se de cuenta de mi estado...cuando yo no se lo diga.

Ah...de nuevo egoismo, egocentrismo y demás?

No lo se, y de nuevo, tampoco me importa.

Soy una zorra, si. Una criatura que jamás tuvo que pensar. Alguien que debió unirse a la masa. O al menos eso debí aprender durante los años de prescolar-escuela-instituto...

Aquellos que también sufrieron, soy hoy en día gente importante...famosa? no...no he dicho eso, he dicho importante. Importante para quien le rodea, este cerca o no...y lo mejor, es que tienen una vida plena, o al menos, lo que tienen es muy valioso.

¿Me quejo? Si... bueno... es algo que siempre se me dió bien. ¿Cambiar? He cambiado tantas veces que ya no se ni quien soy.

¿Quién soy?

¿Qué soy?


Y el tiempo jamás se detiene dejandome apartada en un camino donde nadie camina, en un lugar donde nadie quiere llegar, bajo una luz que daña los ojos....

2 comentarios:

Tréveron dijo...

recoge cada grano de arena de tu camino hasta que tengas para un buen reloj. Entonces, comienza a luchar de verdad y deja de fingir por los demás.

Deed dijo...

la solucion no es fingir para agradar a los demas, eso te autodestruye. La solución es encontrar la forma de amarte a ti misma de tal forma que tu sonrisa ya no sea una ficción.

Todos esperamos que alguien venga, se de cuenta de que llevamos una mascara y nos la quite, pero en realidad ese alguien que ha de quitar esa máscara eres tu misma, porque si no es así, al final te la volverás a poner.